Teoría Política. Apuntes para su comprensión.

TEORÍA POLÍTICA
Apuntes para su comprensión

Concepto de política

La política es aquella actividad humana mediante la cual uno o unos hombres  tratan de influir en el comportamiento de otro u otros hombres. La política apunta a lograr un orden social deseable, el bienestar es un “deber ser”. Se dice que la actividad humana política es teleológica justamente porque se orienta hacia un fin, que es realizar un orden de convivencia humana.

Para elaborar el concepto de política debemos partir del hombre, a quien encontramos en un mundo y no lo encontramos solo, sino en compañía de otros hombres con quienes convive. Esta convivencia nos permite hablar de sociedad (una cierta cantidad de hombres conviviendo en un espacio determinado, en un ámbito territorial concreto). Un grupo humano no puede convivir en un espacio físico si no se organiza, es decir, se ordena en busca de un fin (bien común) y con medios para alcanzarlo. Estos medios refieren a una conducción, una autoridad. Cuando el grupo territorial se organiza, esa organización tiene naturaleza política, es decir esta sociedad adquiere estructura política.

Por todo esto podemos decir que es una actividad humana porque solo el hombre hace política. Aristóteles decía que el hombre es un animal político (zoon politikón) y está condenado a vivir con otros hombres, por lo que inevitablemente, de esa convivencia van a surgir las relaciones políticas. Para Aristóteles solo una bestia o un Dios podía sobrevivir fuera de la polis. Recordemos que uno de los peores castigos en Grecia era ser exiliado de la “polis”. Es de la antigüedad clásica de donde proviene la palabra “política” y se origina a partir de la terminología griega:

–          polis: la ciudad estado, el recinto urbano, la comarca y también la reunión de ciudadanos que forman la ciudad.

–          politeia: el Estado,la Constitución, el régimen político, la ciudadanía.

–          politiké: el arte de la política.

La actividad política puede darse en 4 ámbitos:

–          Micropolítica: refiere a las relaciones cara a cara, las relaciones de poder se manifiestan a nivel individual o grupal. Ej. La familia, los amigos, el club

–          Mesopolítica: refiere a un ámbito un poco más amplio que se da a nivel local o regional. Se desenvuelve en un ámbito inferior al de la nación. Comprende la vida política de las ciudades y pueblos.

–          Macropolítica: refiere a la actividad política a nivel estatal. Aquí la política alcanza su máxima expresión y comprende las relaciones políticas de alcance  nacional que sirven para definir y explicar en profundidad la vida política completa de un país (Estado)

–          Megapolítica: refiere al plano que se da en el ámbito internacional. Se trata de la política existente por encima de las naciones y que es materia de estudio de las RRII.

 

Las decisiones políticas se van a caracterizar por una cualidad distintiva: son “vinculantes”. Obligan a todos los integrantes de una comunidad a cumplir los mandatos, sin poder ignorarlas o desobedecerlas. Dichas decisiones para que sean cumplidas se valen de una fuerza específica: la “fuerza legitima”, nombre con el que también designamos la fuerza del Estado y que recibe el nombre de “coacción”. Consiste en usar, en última instancia, legítimamente la violencia para asegurar el acatamiento a sus decisiones. La política es una herramienta del hombre para dirimir conflictos, establecer vías de comunicación, formalizar acuerdos e implementar cambios.

 

Definiciones erróneas o incompletas de Política

 

 

Lucha por el poder

 

Esta definición es incompleta o incorrecta porque no es una lucha sino una competencia pacifica. “Por el poder” hace alusión a lo inmediato, a alcanzarlo, pero el que logra el poder, luego lo ejerce. Este concepto al entender la política solo como la lucha o competencia por el poder, la limita tan solo a uno de sus aspectos: el de la competencia pacifica y reglada de los que tratan de acceder al poder (faz agonal), y la política comprende también la actividad de quien ya tiene el poder y lo ejerce sin necesidad de competir con otros hombres (faz arquitectónica).

El arte de lo posible

La política es un arte, pero más precisamente de lo imposible pues la política es una actividad humana no reglada ni sujeta a normas jurídicas, lo que supone un amplio margen de libertad respecto de las exigencias de la norma y por eso es una acción creadora, fuente de cambio, impulso de lo nuevo y de lo imprevisto. Cuando algo es imposible tengo a la política como herramienta.

Continuación de la guerra por otros medios

Este concepto desnaturaliza la política, porque ella tiende justamente a buscar y construir los consensos que permitan el establecimiento de un orden social deseable para hacer posible la convivencia de los hombres en comunidad.

Distinciones de la Política:

 

I. – Arte

Como arte se manifiesta en la competencia entre los individuos por alcanzar el poder. Debido a que esta competencia no es reglada, cada protagonista, le imprimirá a su accionar su sello personal. En este caso a actividad política será imprevisible. Ej. Tenemos los medios completamente opuestos que han utilizado Menem y de la Rua, uno un luchador, rebelde, mal vestido, y de apariencia extraña, mientras que el otro educado en las mejores universidades, de familia intachable, modales perfectos y postura impecable.

 

II. – Técnica

Como técnica es la actividad que desarrollan los gobernantes, quienes si bien podrán imponer un particular estilo, deberán ejercer el gobierno de acuerdo a las normas dispuestas para ello. En este caso la actividad política será previsible. Ej. Para sancionar una ley debe acatar los pasos dictados por la constitución.

 

III. – Ciencia

Se manifiesta en el conocimiento de esa actividad política que desarrollan los hombres de acuerdo a las reglas del método científico. La política como forma de conocimiento tiende a colocar al fenómeno político bajo análisis y observación científica. No es un conocimiento vulgar, sino objetivo, sujeto a un método, susceptible de transmitirse a otros y de ser adquirido por estos. Este estudio científico de la política tiene múltiples matices, y variara el contenido de la ciencia política según las distintas concepciones de escuelas y autores. Serála Ciencia Políticala disciplina que se encargue del conocimiento sistemático y objetivo de los hechos y fenómenos que conforman la realidad política.

 

Modos del conocimiento político

 

Ciencia: conocimiento sistemático y objetivo, sujeto a verificación empírica e intersubjetivamente transmisible. Dentro de la ciencia hay que distinguir entre ciencias formales como la lógica y la matemática  y fácticas como la ciencia política.

 

Niveles de teorización en las ciencias:

–          Descriptivo: es el nivel inferior y se manifiesta en los primeros pasos del método científico. Ej. Botánica

–          Explicativo: constituye la genuina labor teorética que está destinada a establecer un núcleo teórico sólido de la Ciencia Política. Se trata de encontrar relaciones causales que explique determinado fenómeno y se formulan leyes. Ej. Leyes de la ciencia política: donde hay democracia hay oligarquía.

–          Predictivo: es el mayor desarrollo teórico dentro de las ciencias. En esta instancia, si se controlan las variables, se puede obtener una predicción del fenómeno.

 

La ciencia política

 

Es la ciencia que estudia la realidad política tal cual es y no como debe ser (Paul Janet). Toda ciencia debe tener su objeto de estudio y su método. En el caso de la Ciencia Política el objeto es la realidad política y el método, el método científico.

Naturaleza y evolución

A pesar de sus raíces históricas la Ciencia Política, como disciplina académica, tiene origen reciente. Podemos afirmar que ha sido la última rama del conocimiento en abandonar a la madre filosofía. La evolución de la Ciencia Política ha sido continua debido a la definición y redefinición de su objeto de estudio, la elaboración de nuevas técnicas y métodos en busca de su cientificidad.

 
Desde la antigüedad clásica (Platón, Aristóteles, etc.) hasta casi finales del siglo XIX, no constituyó una disciplina científica en sentido estricto, sino objeto de estudio de los humanistas. En el siglo XVI aparecerán dos obras fundamentales: “Los seis libros de la republica” de Bodin y “El príncipe” de Maquiavelo. Maquiavelo al hacer hincapié en la observación y deseando ser lo más objetivo posible producirá la primera ruptura epistemológica en los estudios políticos. En busca de mayor rigor científico vendrán las obras de Hobbes, Locke, Montesquieu, Toqueville y Mill; pero la política será considerada como objeto de una disciplina científica recién en 1895 con la “London School of economics” en la cual la ciencia política recibirá diversas denominaciones  porque será mérito del francés Paul Janet la utilización por primera vez del término Ciencia Política.

Será a principios del siglo XX cuando algunos estudiosos rechazarán la metodología en boga basada en el análisis de los principios jurídicos y los argumentos morales. Entre ellos estará Bentley y su teoría del grupo (1908) donde planteará el abordaje de la fenomenología política a partir de la acción grupal, convirtiendo al grupo en la unidad de análisis. Su aporte fue ver a la realidad política como un proceso, poniendo el acento no en lo estático sino en lo dinámico de las relaciones políticas. Su teoría provocó un rechazo total en su tiempo y cayó rápidamente en el olvido. De ahí hasta 1940 el análisis político se centrará en los elementos constitutivos del estado. En esos años aparecerán demandas sobre la auténtica cientificidad de la Ciencia Política y será inevitable el debate entre la perspectiva filosófica-legalista-teleológica y la lógica-empírica-explicativa. El final de la Segunda Guerra y sus monstruosidades harán caer en el desprestigio a los estudios legal-formales por inservibles, por no poder explicar una relación política más compleja.

Otros como Aristóteles y los contemporáneos han centrado su interés en el poder, pero si bien el poder aparece en todas las interacciones políticas, también se da en otras dimensiones (familia, religión, ideología, etc.) si aceptamos esto, aceptaremos que el concepto “poder” es muy amplio y que se debe definir bien que es poder político. (Poder económico: relación ricos-pobres. Poder ideológico: relación conocedor-ignorante. Poder político: relación fuertes-débiles. El fuerte deposita su poder en el estado, quien utiliza la violencia  en forma legítima (coacción)

Para Easton, entonces, el objeto será el sistema político: conjunto de interacciones abstractas de la totalidad de los comportamientos, a través de los cuales se asignan imperativamente valores para una sociedad.

Este nuevo enfoque se ocupará de describir y explicar el comportamiento real de los actores políticos usando la psicología social y la estadística para establecer regularidades explicativas del comportamiento político de los individuos, grupos, etc., a partir de los cuales intentar elaborar leyes o proposiciones susceptibles de verificación empírica. A partir de Easton el desarrollo dela Ciencia Políticacomienza a cobrar autonomía. Es el resultante de una corriente llamada “conductismo”, la cual sostenía que lo único observable era la conducta humana. Según Easton las bases u objetivos a seguir son:

  1. Descubrir regularidades en los comportamientos que puedan expresarse mediante generalización para poder predecir y elaborar teorías.
  2. Verificar las generalización mediante la observación del comportamiento
  3. Cuantificarlas mediante técnicas que apunten a la exactitud de las mediciones
  4. Mantener separados los valores de los hechos
  5. Sistematizar los conocimientos adquiridos

En los años 70 el paradigma se orienta hacia el enfoque sociológico, empírico y nomológico, destacándose Dahl, Lipset y Almond. El interés se centra en las pautas colectivas usuales, en su aprendizaje y enraizamiento social. En los años 60 y 70, a raíz de la descolonización de los países del Tercer Mundo aparecerán los estudios de desarrollo político (análisis de los procesos históricos que determinan la configuración de los distintos sistemas políticos, y sus diferencias y semejanzas) y los estudios de política comparada (modo de comparar los fenómenos políticos tratando de profundizar el análisis empírico y la teoría política en todos los sectores del conocimiento).

Hacia los 80 la mayor producción intelectual se refirió al análisis de las “políticas públicas” que estudia los procesos de toma de decisión que emanan de uno o varios actores públicos gubernamentales. Trabajos como este permitieron analizar la política en acción y conectada con otras disciplinas como la economía, la sociología o el derecho. Por esta época cobra fuerza una corriente que se ocupa de los “sistema electorales” que incorpora terminologías, técnicas y nuevos elementos de análisis y medición que permiten formular teorías de gran utilidad para temas como la reforma lectoral y la ingeniería política (Nohlen)

Hoy, la ciencia política tiene precisado su objeto de estudio: la realidad política, que forma parte de la realidad humana, distinta de la realidad natural y de la realidad ultima y trascendente y que está conformada por:

–          Hechos

–          Fenómenos (el más importante es el poder)

–          Actores socializados (individuales o grupales)

–          Ideas, doctrinas, ideologías, creencias, valores y opiniones dominantes (vigentes)

–          Estructuras de mediación (partidos, asociaciones, grupos, grupos de interés, de presión y de tensión)

–          Estado

–          Normas formalizadas para la solución de conflictos (decretos, reglamentos, ordenanzas)

–          Reglas no formalizadas pero aceptadas implícitamente (normas consuetudinarias)

Para que estos elementos sean cualificados como políticos deben estar insertos en alguna de las categorías de lo político:

  1. En la relación mando-obediencia: se entiende a la política como una relación interhumana en la que la acción de unos determina el comportamiento de otros. Este presupuesto es netamente político en sus dos términos: mando y obediencia. Y además porque de esta relación se desprende el medio especifico de la política, la “fuerza”, cuyo monopolio esta centralizado por el Estado,
  2. En la relación público – privado: la esfera pública se caracteriza por relaciones de subordinación entre gobernantes y gobernados, relaciones desiguales que se materializan mediante la ley (sociedad en conjunto); mientras que en lo privado estas relaciones son de coordinación, entre iguales y se materializan mediante el contrato. (cada uno de nosotros como integrantes de la sociedad)
  3. En la relación Amigo – enemigo: sostiene que lo político puede encontrar su fuerza en diversos sectores de la vida humana, no indicando sector concreto particular, sino el grado de intensidad, creando la dialéctica del conflicto y la lucha con el enemigo público. Se dan en las relaciones internacionales cuando mis intereses concuerdan con los de otro estado, condición en la que será mi “amigo”, y cuando los intereses entran en conflicto, ese estado será mi “enemigo”

“Como lo político está en cierta forma condicionado por lo social, cualquier hecho o fenómeno, no esencialmente político puede tener incidencia política, incluso los hechos y fenómenos naturales. En condiciones normales las dos primeras categorías se encuentran en el plano interno y la tercera en el externo. En condiciones anormales la tecera categoría amigo – enemigo entra en el plano interno.”

 

Características de la realidad política:

  1. Es múltiple: en su esencia la realidad política es siempre la misma pero va a tener múltiples manifestaciones en diferentes momentos históricos. Ej. Un faraón y Menem
  2. Es polifacética: dentro de la realidad política vamos a reconocer 2 fases:

a-        Faz estructural: compuesta por un conjunto de roles perfectamente definidos, diferenciados entre sí y jerarquizados y que se van a expresar en instituciones. Ej. PE, PL, PJ

b-       Faz dinámica: que se desarrolla en el interior de la estructura. Está protagonizada por los actores políticos y su actividad puede tener como fines inmediatos la ocupación de cargos o roles en el sistema político, su conservación, la resistencia o la adhesión a la actividad que se despliega de ellos. Como fines mediatos encontramos la realización de una determinada representación de un orden social deseable. Esta faz comprende a su vez:

–          Faz agonal: está orientada hacia el fin inmediato de la actividad política, alcanzar el poder. Implica la competencia por el poder entre aquellos que quieren ocupar los cargos de gobierno.

–          Faz arquitectónica: es el ejercicio del poder político por parte de los gobernantes y en general se orienta hacia los fines mediatos, garantizar la convivencia y el bien común, es decir, lograr un orden social deseable. Es por tanto la actividad creadora, constructora, conductora e integradora.

–          Faz plenaria: es la integración de las dos anteriores. La faz plenaria busca el equilibrio entre el consenso y el conflicto, entre orden y movimiento y entre estabilidad y cambio.

  1. Es variable: siempre vamos a encontrar las tres fases anteriores matizadas por el cambio temporal y las modificaciones operadas en los valores dominantes de una sociedad en el marco de su contexto histórico.
  2. Es simbólica: la realidad política no es objetiva como la naturaleza, ni subjetiva como los sueños, sino que es objetivable, impregnada del subjetivismo de los hombres. Los símbolos están presentes en la realidad política. (Ej: el saludo de los peronistas con los dos dedos, o las manos tomadas de Alfonsín)
  3. Es  multirrelacionada: va a mantener relaciones con todas las demás manifestaciones de la realidad humana, con la sociedad, con la moral, con la economía, el derecho, la historia, la psicología, etc.

Comentarios desactivados en Teoría Política. Apuntes para su comprensión.

Archivado bajo Problemática Educativa

Los comentarios están cerrados.